Bso de la Vaquera

Miguel Cerro y una banda sonora… la de ‘La Vaquera’

Es profesor. Pero es músico. Y es cantautor. Y es, sobre todo para Hinojosa del Duque, quien pone  la música de su ‘Vaquera’. Porque esos sones, no sólo de la serranilla del Marqués de Santillana, sino de todo un repertorio que abarca unos 45 temas, forman parte ya de una especie de “cantinela” que cada cuatro años por agosto se tararea entre los Hinojoseños. Es, en gran medida, el padre de la banda sonora de ‘La Vaquera’. Y no lo es por casualidad sino que, como a quienes cosechan de verdad éxitos, la suerte le visitó trabajando. Desde que empezó a estudiar su carrera de filosofía, Miguel Cerro comenzó a componer. Su faceta de cantautor – que le ha llevado a tener dos discos en el mercado- la desarrolló en Granada y desde hace 17 años trabaja como director y profesor de filosofía en un pueblo de Sevilla. Así que, no, la música no es su profesión, pero desde luego sabe combinar ambas cosas muy bien.

INTÉRPRETES DE LA MÚSICA:

Desde el inicio de la representación de esta obra, año 1998, los componentes de la "Tuna Cultural Hinojoseña" han formado parte de este evento como intérpretes de los temas musicales de La Vaquera. A lo largo de las diferentes ediciones han pasado por el escenario musical sucesivos miembros de la tuna que han formado parte de la ejecución musical, y para esta VII Edición, conforman el grupo nueve músicos que permanecen desde sus inicios: cinco guitarras y cuatro laúdes y bandurrias, y a estos se suman tres chicas que tocan la flauta, el violín, palillos y percusión. Todos juntos forman un grupo compacto y armónico que cada noche de teatro interpretan la música en directo con calidad y maestría, una música que entronca con lo popular, medieval y costumbrista. En cada edición durante los meses de junio y julio, cambian sus ensayos de canciones de tuna por estos otros temas de la vaquera. El sonido que consiguen identifica a esta obra, a la vez que le da un brillo especial durante las noches de representación. Por ello, su presencia y actividad en la misma cobra cierto protagonismo.

En el Estudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *